Agile y Scrum, Kit de supervivencia en un mundo VUCA

Agile y Scrum

Vivimos en un mundo VUCA.

Una rápida búsqueda en Google nos aclara el origen de este acrónimo y su curioso origen hace más de 30 años.

Usado en entornos militares para significar la Volatilidad, Incertidumbre (del inglés “Uncertainty”), Complejidad y Ambigüedad que se percibía al final de la guerra fría.

Es un término de moda.

Estas cuatro letras nos dibujan la realidad en la que nos movemos donde las aplicaciones, el pensamiento, la forma de entender el mundo varía en direcciones inciertas, nada fáciles de comprender en su conjunto y con frecuencia, en escasez de información.

El Largo plazo cambia de significado. ¿Qué sentido tiene establecer un proyecto con todo lujo de detalles cuando el problema que deseamos resolver es un blanco móvil? Esa App que tienes en mente hoy, esa acción de Marketing que inicias mañana, … ¿Seguirá valiendo igual cuando la termines y esté preparada para nacer en el mercado? Si empleamos digamos, seis meses en resolverla… ¿Habré atendido una necesidad actual o resuelto el problema que seis meses antes y que ya está “obsoleto”?

Necesitamos una nueva forma de abordar nuestros proyectos y desarrollar nuestras ideas lo suficientemente flexible para adaptarse a las variaciones del mercado y que me ayude a no perderme en los cambios para no llegar a ninguna parte.

 

Agile

Más de moda que el término VUCA lo está “Agile”. Esta mentalidad, esta manera de pensar y de enfrentarse a nuestra realidad viene a aportar desde la experiencia de los genios que elaboraron su manifiesto y principios, las bases para satisfacer al cliente y poner a las personas en valor. Si no conoces agile busca y lee su manifiesto. Créeme, es urgente.

¿Cómo con tan pocas palabras se puede expresar tanto sentido común?, Valorar la interacción de las personas, el producto realmente terminado, la colaboración y la tolerancia al cambio configura un nuevo modo de educar, trabajar en equipo, relacionarse y entender tanto el trabajo como la vida diaria actualizado y necesario.

Pero una mentalidad no basta.

 

 

¿Te llama la atención trabajar como miles de equipos de alto rendimiento en todo el mundo?

 

 

Scrum

Agile se implementa en diversos marcos de trabajo y metodologías que si bien nacieron de entornos de desarrollo de software aplican cada vez a más aspectos de nuestro “VUCA world”. El rey sin duda es Scrum. Ampliamente adoptado en programación, pero también en banca, educación, Marketing, recursos humanos.

Scrum nos ayudará mediante un proceso “sencillo de comprender, difícil de dominar” a equilibrar los cambios con la “agilidad” de un gimnasta y entregar valor a la velocidad de un “sprinter”. Eliminar reuniones innecesarias, crear los contextos apropiados para planificar, comprometernos y revisar con frecuencia nuestro producto y nuestro proceso involucrando a nuestro cliente y empoderando a nuestros equipos.

No en vano se basa en iteraciones cortas, llamadas “sprints” en las que se nos da la oportunidad de inspeccionarnos y obtener feedback de nuestro cliente como vamos al menos mensualmente y también de correr hacia objetivos claros con una dirección marcada. Preguntarnos si estamos en la dirección correcta y corregirla de acuerdo con nuestro cliente, al mercado y poniendo en valor lo que vamos aprendiendo durante el desarrollo del proyecto en sí.

 

¿Quieres ser un agente de cambio a mejor en tu trabajo actual usando enfoques novedosos y con resultados probados?

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *