Aprende a conciliar tu vida profesional y personal

Trucos para conciliar tu vida profesional y personal

Cada vez más nos cuesta más desconectar del entorno laboral cuando termina el horario de este. Las nuevas tecnologías nos mantienen conectados las 24 horas del día a nuestro trabajo dejando de lado en ocasiones nuestra vida personal y familiar.

Pero, ¿realmente tenemos tiempo para realizar las tareas del hogar, momentos de ocio y para nosotros mismos? Es muy difícil a día de hoy conciliar nuestra vida profesional y personal por lo que es muy importante la planificación de cada día.

Las nuevas generaciones tienen mucho que aprender en este sentido pues el futuro les reserva un entorno laboral en el que el “multi-empleo” estará muy presente. ¿Qué quiere decir esto?

A día de hoy ya hemos visto aparecer la figura del ‘freelance’. Jóvenes especializados en ciertas áreas que en forma de autónomos compaginan otros trabajos con su principal empleo. De esta forma vemos como los ingresos de los jóvenes llegarán no solo de un empleo, sino de varios. Por ello, es muy importante que planifiquen sus días y sean productivos la mayor parte del tiempo.

En el post de hoy, traemos 5 consejos que te ayudarán a conciliar tu vida profesional y personal.

Analiza tu situación

Analizar tu situación actual en función de tu horario laboral y los recursos de los que dispones será la primera tarea que tendrás que hacer. No podemos intentar conciliar nuestra vida profesional sin ser realistas con nuestra situación actual.

En cuanto hayamos desarrollado esta tarea, podremos ver en qué áreas de nuestro día a día cabe la mejora. Además, una vez hayamos observado aquellos espacios de tiempo del día o tareas que podemos optimizar, ¿en qué los vamos a invertir?

Aquí entra en juego la productividad personal y la planificación.

Utiliza una agenda

No te preocupes, no tiene por qué ser una agenda física, también puede ser digital. Pero esto nos aportará un mayor control de los asuntos pendientes en nuestra rutina cotidiana evitando los retrasos y despistes. Algunas agendas digitales que puedes utilizar son:

Todoist

Any.do

Google calendar

¿Cómo anotamos las tareas en nuestra agenda? Aquí entra en juego el establecimiento de prioridades a nuestras tareas. Cómo hemos comentado en anteriores post sobre productividad y organización personal, debemos saber diferenciar lo importante de lo urgente. De esta forma, podemos distinguir entre aquellos trabajos que debemos realizar de forma inmediata y aquellos que pueden esperar, detectando así la necesidad o no de llevarnos trabajo a casa.

Y no olvides apuntar en tu agenda los momentos familiares, de ocio y también los momentos que dedicamos a nosotros mismos. Parece mentira pero para mejorar nuestra productividad personal y organizar mejor nuestro día a día, es aconsejable realizar deporte varias veces a la semana. Este nos ayudará a reducir el estrés y a despejar la mente. En este momento, dejaremos de pensar en el trabajo, alejados de nuestro teléfono móvil, emails y preferiblemente al aire libre, comenzamos a disfrutar y nos sentimos más preparados para seguir con nuestras tareas.

 

APRENDE MÉTODOS Y TRUCOS PARA PRIORIZAR, DECIR QUE NO, MEJORAR TU CONCENTRACIÓN O REBAJAR EL ESTRÉS.

 

 

 Aprende a delegar

Seamos conscientes de que no podemos hacerlo todo por nuestra cuenta, tanto en el mundo laboral como personal.

No debemos tener miedo de delegar en nuestro puesto de trabajo ciertas tareas a un compañero o compañera pues apoyarnos nos ayudará a todos en el entorno de la empresa. Coordinar estas tareas eliminará el exceso de trabajo de toda la organización y nos ayudará a aliviar estrés de nuestro día a día, alcanzando un poco más el equilibrio que buscamos.

Pero no nos olvidemos de aplicar esta técnica al entorno personal. En casa, las tareas del hogar se reparten entre todos los miembros de la familia. Y si necesitamos ayuda externa, podemos replantear asistir a los servicios de profesionales de tareas del hogar. Debemos mirar aquí, por nuestra calidad de vida y lo que ello nos supone.

Disfruta de lo que haces

Hagas lo que hagas, disfruta de ello. Cumplir con nuestros compromisos y objetivos laborales y personales nos aporta una satisfacción única que mejora nuestro esfuerzo diario por lo que debemos aprender a disfrutar mientras lo desarrollamos.

Podemos resumirlo como una técnica de inteligencia emocional. ¿En qué consiste? Estableciendo una conexión entre vida familiar y laboral, buscando lo positivo y celebrándolo con ambos entornos.

 

Aprende a organizarte

No, no ha bastado con comprar una agenda y apuntar tus tareas. La organización personal va mucho más allá de eso. ¿Cuánto de productivas pueden llegar a ser las tareas que realizas a diario?

A lo largo de nuestro día encontramos muchas tareas que pueden ser optimizadas teniendo así más tiempo libre. No es difícil, empieza organizando las tareas más habituales como hacer la compra. Seguro que nunca te has parado a buscar si el supermercado al que asistes es el más cercano a casa o cuánta compra debes hacer para no tener que asistir al supermercado más de una vez a la semana.

Esto podemos extrapolarlo a todas nuestras tareas. Prepara cada noche todo lo que necesites para el día siguiente y establece esta rutina junto a otras que te permitan optimizar tus días y disfrutar tanto de tu trabajo como de ti y de tú familia.

 

APRENDE A DISEÑAR UN PLAN DE ORGANIZACIÓN PERSONAL APUNTANDO A TUS OBJETIVOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *