“Como director he hecho muchas entrevistas y la gente no está preparada para enfrentarse a una de ellas”

La experiencia laboral o el expediente académico son muy importantes. ¿Pero qué pasa con la manera de presentarse ante la persona que te va a hacer una entrevista de trabajo? ¿Cómo debes preparar un currículum ganador? ¿O cómo afrontar una charla si tienes pánico a hablar en público?

Las habilidades que de verdad marcan la diferencia a la hora de encontrar un trabajo, montar un negocio o tener un buen rendimiento académico o laboral son curiosamente las facetas que menos se trabajan en la formación académica tradicional. ¿Pero de verdad son tan importantes como dicen?

En Despiertoos hemos hablado con cuatro personas reconocidas en Málaga en el ámbito de la educación, la comunicación o la empresa para que nos cuenten qué opinan de las habilidades sociales, comunicativas y emocionales y cuáles de estas soft skills han sido las que más les han ayudado en su carrera profesional.

Manolo Castillo es director del Diario SUR y destaca que las habilidades personales “lo son todo” y son el elemento clave para el éxito de los proyectos conjuntos: “La diferencia de un proyecto de éxito la marcan las habilidades personales de sus miembros. Estas habilidades personales son las que dan el valor para diferenciar un trabajo bien hecho de uno que no lo sea tanto”.

Joaquín Pérez-Muñoz, gerente de GV&A Abogados señala que en el futuro laboral no solo importa el currículum o la formación, sino también las habilidades personales: “La cualificación la puede obtener cualquiera. Lo que aporta valor añadido son las personas que sean capaces de generar optimismo, buen ambiente de trabajo, motivación, el poder trabajar en equipo y de manera individual”, (Lee: por qué las habilidades sociales convirtieron a Sheryl Sandberg en directora ejecutiva de Facebook).

En relación al mundo educativo tuvimos un rato de charla con Federico Fernández, director del colegio Maristas de Málaga, y Alberto Rodríguez, director del colegio San Estanislao de Kostka.

Fernández ve las habilidades sociales como un complemento imprescindible al conocimiento para afrontar el mundo tan cambiante en el que vivimos. Por su parte, Rodríguez señala las habilidades personales como un pilar básico de la sociedad actual: “Cualquier persona que quiera tener éxito en la sociedad debe conocer estas habilidades y conocerse a sí mismo: cuáles son sus puntos fuertes, cuáles son más débiles e intentar trabajarlas”.

 

 

Las habilidades que marcaron su carrera

Los cuatro protagonistas han desarrollado carreras profesionales diferentes en el ámbito periodístico, jurídico y educativo, pero todos encuentran en sí mismos una habilidad personal que les ha hecho llegar hasta donde están.

Así, Manolo Castillo destaca que la mayor habilidad que ha tenido a nivel profesional ha sido la adaptación al cambio: “Cualquier reto que te plantees lo puedes conseguir si tienes una mentalidad abierta de adaptación”. Asimismo, destaca cualidades como la empatía, la autoestima y la confianza personal como otros valores clave a la hora de llevar a cabo proyectos de éxito en equipo.

Por su parte, Joaquín Pérez-Muñoz señala que la amabilidad ha sido determinante en su carrera profesional para establecer relaciones profesionales muy importantes en el entorno que le rodeaba. Esta amabilidad, añade, le obliga a mantener altas dosis de optimismo en su día a día, lo que deriva también en una gran motivación en cada jornada laboral.

Federico Fernández incide en las habilidades comunicativas, especialmente la de hablar en público, como una de las más importantes en su carrera profesional. Además, destaca la importancia de otras habilidades emocionales como la asertividad o la habilidad para mediar en conflictos a la hora de trabajar en equipo.

En este sentido, Alberto Rodríguez destaca las carencias de mucha gente respecto a este tipo de habilidades: “Pienso que hay mucha gente preparada en aspectos profesionales y académicos, pero no en el tema de comunicación o en el de gestionar su tiempo. En mis ocho años como director he hecho muchas entrevistas y veo que hay muchas personas a las que les faltan habilidades para enfrentarse a una de ellas”, finaliza.

Despiertoos, la escuela de habilidades

Despiertoos es una escuela especializada en la mejora de las habilidades emocionales, sociales y de comunicación, dirigida a todos los públicos, desde profesionales y empresarios hasta jóvenes y estudiantes, y que actúa en colaboración con colegios, universidades y centros educativos públicos y privados o a través de programas propios o formaciones ‘in company’.

Queremos ser la escuela de referencia de la gente despierta, todas aquellas personas con inquietud por mejorar sus capacidades para comunicar, convivir, organizar su tiempo, manejar sus emociones, cuidar sus relaciones o identificar y conseguir sus metas.