Para trabajar en Facebook o en Google no envíes tu CV, entrena tus habilidades

Si alguna vez has pensado en trabajar en empresas como Facebook o Google no hace falta que prepares un buen currículum. A ellos no les resulta relevante ¿Crees que estás leyendo una locura? Para nada. Las dos compañías de internet más importantes del mundo comparten algo en sus procesos de selección de personal: valoran más las habilidades y la manera de ser de los candidatos que su trayectoria académica.

«El expediente académico no sirve para nada». Esta afirmación de Laszlo Bock, vicepresidente de recursos humanos de Google, se hizo viral hace tres años. Y no es para menos. Con esa frase, el buscador más popular del planeta echaba por tierra lo que hasta entonces era un factor clave en los procesos de selección de personal.

“Tu habilidad para desempeñar tareas en Google no tiene ninguna relación con lo bueno que eras en la escuela, porque las habilidades que se piden en la universidad son muy diferentes”, explica Bock. Por eso en los procesos de selección de Google el principal objetivo no es conocer al candidato en profundidad, sino descubrir su comportamiento a la hora de responder ciertas preguntas.

En una misma línea se sitúa Facebook. Sheryl Sandberg es la actual directora ejecutiva de la compañía. Un puesto que desempeña gracias a sus habilidades para relacionarse con la gente. Sandberg competía contra muchos de sus compañeros de promoción en la Universidad de Harvard. “Ella era joven, brillante y guapa. Quizás tú podrías superar esas destrezas, pero ella tan buena en las relaciones con la gente que en ello no podías igualarla”, explica el economista Lant Pritchett, primer jefe de Sandberg.

No es baladí que en 2015 Facebook dedicara 100 millones de dólares a la iniciativa AltSchool. Este proyecto puso en marcha una escuela en la que los niños se agrupan por edades y habilidades y cada uno de ellos recibe una formación personalizada en función de sus de sus fortalezas, estilos de aprendizaje, objetivos e intereses.

Pero no solo las compañías tecnológicas ponen en valor las habilidades frente al currículum o la experiencia. También grandes marcas del mundo de la moda o del periodismo. Matt Kaness, CEO de la empresa de ropa ModCloth asegura que en sus entrevistas realiza una pregunta abierta para que el aspirante se muestre tal y como es. La pregunta es la siguiente: «Así que entiendo que estamos hablando de una oportunidad, ¿qué piensas?». Esta cuestión permite al candidato mostrar su identidad: hay quienes responden con un escueto “sí”, mientras que otros nunca callan.

Kate Reardon es editora de la revista de moda Tatler y también se muestra tajante en este asunto: “No importa cuántos sobresalientes tienes o qué carrera has estudiado. Si tienes buenas maneras le gustarás a la gente”. “Si estoy entrevistando a alguien y me mira a los ojos, se sienta bien, sabe conversar conmigo y no me aburre, voy a mostrar más interés que en alguien que llega con un buen currículum, pero que no me mira a los ojos o me aburre durante la conversación”, añade.

Soft skills, la palabra de moda

El término soft skills se ha puesto de moda entre los reclutadores de personal y en los procesos de selección de candidatos. Esta palabra (traducida como “habilidades blandas”) hace referencia a rasgos de personalidad, comunicación, lenguaje y hábitos que caracterizan a las personas y las hacen manejar mejor su entorno y las relaciones con los demás.

Tommy Mello, propietario de una empresa americana con una facturación que supera los diez millones de dólares al año, asegura en la revista Forbes que las cuatro soft skills que un trabajador necesita para, literalmente, “convertirse en una superestrella” son las habilidades comunicativas, la habilidad de trabajar en equipo, la habilidad de resolver problemas y la habilidad de ser competitivo.

La compañía española de selección de personal Hays coincide en esto y destaca que habilidades como tener una actitud positiva, la capacidad de empatía, de adaptación a los cambios y la flexibilidad, son soft skills esenciales para encontrar empleo en la era digital.

Las soft skills que te diferencian a ti como persona serán las más demandadas en los procesos de selección en 2020, según un estudio del Human Age Institute, impulsado por ManpowerGroup . “Estas habilidades blandas son las que marcan la diferencia en un mercado donde cada vez hay más tendencia a clonar”, explica Jaume Gurt, director de Organización y Desarrollo de Personas Schibsted Spain.

En Despiertoos reivindicamos la importancia de las habilidades sociales y emocionales y su papel protagonista para acercarnos a una vida más feliz, en lo profesional y lo personal. Nuestros profesores son destacados profesionales en activo de distintos sectores y entrenarán contigo habilidades concretas que podrás poner en práctica en tu día a día. No dudes en ponerte en contacto con nosotros si quieres mejorar tus destrezas.